No nos puede sorprender la noticia del desplome de las ventas de autobuses durante el último año;  ANETRA  ya ha mostrado su máxima preocupación por la finalización del plazo de moratoria en los pagos de los préstamos, leasing y renting de la flota adquirida antes de la  llegada de la pandemia a nuestro país, una de las escasas medidas que el Gobierno de España aprobó específicamente destinadas al transporte discrecional de viajeros por carretera necesaria para la pervivencia de las pequeñas y medianas empresas de nuestro sector. Transcurrido año y medio desde el inicio de la pandemia las empresas de transporte se encuentran en una situación crítica, siendo de las que mayor impacto han sufrido tras la práctica desaparición de toda actividad turística y la caída, por las restricciones y limitaciones de movilidad y aforo, de la contratación de muchos servicios de transporte. Sin recursos e ingresos no se puede hacer frente a las obligaciones de pago. Necesitamos nuevas medidas de apoyo al sector y conseguir tiempo suficiente para que las empresas recuperen actividad e ingresos y puedan retomar sus obligaciones de pago conforme al calendario previo a la llegada del COVID-19 .

 

Fuente: https://www.europapress.es/motor/sector-00644/noticia-ventas-vehiculos-industriales-autobuses-descienden-125-agosto-1086-unidades-20210901144751.html